Noticias

Proveedor de la línea telefónica de crisis a nivel estatal seleccionado 

Como parte de la ampliación del contrato competitivo de Complete Care del Sistema de Contención de Costos del Cuidado de la Salud de Arizona (AHCCCS), los contratistas de la Autoridad Regional de Salud Conductual (RBHA) de AHCCCS Complete Care (ACC), Mercy Care, Care1st y Arizona Complete Health-Complete Care Plan (AzCH-CCP) seleccionaron de manera conjunta un solo proveedor de línea telefónica de crisis a nivel estatal para que opere en las líneas telefónicas de crisis de salud conductual de Arizona las 24 horas del día, los 7 días de la semana, los 365 días del año, a partir del 10/1/2022.   

Se eligió a Solari para celebrar un contrato de proveedor con cada uno de los tres contratistas de RBHA.  

Se seleccionó a Solari después de un proceso conjunto de invitación a responder. La invitación a responder comenzó el 18 de febrero, después de recabar la opinión pública en enero y febrero de 2022. La opinión pública se dio mediante encuestas en línea y sesiones virtuales de escucha comunitaria en inglés y español.  

El esfuerzo para combatir el tráfico sexual continúa en Tucson, a pesar de la reducción de recursos

Las agencias de Tucson ya no realizan un trabajo encubierto proactivo para encontrar a los traficantes sexuales, y el Departamento de Policía tiene ahora solo un detective que revisa e investiga los supuestos casos de personas forzadas al trabajo sexual. Gran parte de ese trabajo lo realizan ahora los agentes federales de la Oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional.
No obstante, los funcionarios locales y federales afirman que el rescate en octubre de una víctima de 14 años —que dijo haber sido explotada sexualmente en cuatro estados— es uno de los ejemplos que demuestran que siguen trabajando juntos para identificar a los sospechosos y resolver los casos, a pesar de la reciente reducción de fondos y recursos.
...
Marie Fordnoy, la directora ejecutiva del Children's Advocacy Center del sur de Arizona, dijo que la forma en la que se llevan a cabo las investigaciones marca la diferencia en el nivel de trauma que una persona experimenta.
Otro miembro del proyecto colaborativo es Mercy Care, un plan de salud local sin fines de lucro que gestiona Medicaid.
“Los niños en cuidado de crianza temporal tienen un mayor riesgo de convertirse en víctimas de la trata, y a través de nuestra asociación con el Departamento de Seguridad Infantil, somos responsables en todo el estado de la salud y el bienestar de estos niños”, dijo en un correo electrónico a Star la gerente de proyectos de Mercy Care, Amber Divens, que trabaja con el Proyecto Colaborativo contra la Trata de Personas del sur de Arizona.
“Queremos asegurarnos de que los jóvenes que han sido víctimas de la trata tengan acceso inmediato a los servicios de atención médica física y mental que necesitan”
...
Lea el artículo completo en el Arizona Daily Star

 

Conoce a Tad Gary de Mercy Care

Alison Bailin Batz, Outvoices Phoenix 
12 de noviembre de 2021

Tad Gary creció en una familia militar estrechamente unida. Nació en Nuremberg, Alemania, pero pasó gran parte de sus años de formación en un humilde barrio en Los Ángeles a fines de los 70 y a principios de los 80. Sus padres hicieron lo mejor que pudieron para protegerlo de la violencia de las pandillas, la falta de vivienda y el uso de las drogas que era prevalente en la zona en esos tiempos. 

"Las drogas y las enfermedades mentales, incluida la consecuente inseguridad de vivienda que a menudo conllevan, realmente afectaron a mi familia. Pero tuve la suerte de tener dos pasiones tempranas que me mantuvieron enfocado, la natación y la música" comenta Gary, quien hacía natación competitiva y tocaba tanto el saxofón como el clarinete.

En los 80, la familia de Gary se mudó a Mesa. Gary asistió a Red Mountain High School, donde fue un miembro sobresaliente del equipo de natación y del equipo de música. Tras graduarse en 1987, Gary fue aceptado en la universidad de Northern Arizona University, donde continuó por el camino de la música, estudiándola como una especialización y desempeñándose como miembro de la sinfonía Wind Symphony de la Universidad de Northern Arizona (NAU). También formó parte de la banda de música de la NAU y de la orquesta de Flagstaff Youth Orchestra. 

"La música alimentó y continúa alimentando mi alma", afirma Gary. "Pero mientras tocaba con todo mi ser día tras día, no podía evitar sentir que mi decisión de perseguir la música era egocéntrica en el gran esquema de la vida".

Lea el artículo completo en: phoenix.outvoices.us/meet-mercy-cares-tad-gary/

Reducciones en la obesidad infantil motivan a los programas de ayuda de inseguridad alimentaria en el condado de Maricopa
.
Claire Spinner/Arizona Republic
3 de noviembre de 2021
.
Arizona tenía el segundo porcentaje más bajo de obesidad infantil en el país en 2020, según un informe de la fundación Robert Wood Johnson publicado el mes pasado.

A diferencia de la mayoría del país, que informó tasas crecientes de obesidad infantil, Arizona ha mostrado una tendencia descendente, un motivo de celebración para las organizaciones que se dedican a mejorar la salud de los niños y las familias en el estado.

Los datos publicados el 13 de octubre muestran que, a nivel nacional, el índice promedio de obesidad en jóvenes de 10 a 17 años es del 16.2%. En el caso de Arizona, los números son mucho más bajos: solo el 10.2% de los niños de ese rango de edad sufren obesidad.  

Algunas organizaciones, incluida la organización sin fines de lucro Pinnacle Prevention respaldada por Mercy Care, con base en Chandler, y Activate Food Arizona, con base en Phoenix, ven estas tendencias como una historia exitosa tras sus esfuerzos por mejorar la nutrición en áreas con inseguridad alimentaria en todo el estado, especialmente en el condado de Maricopa.

Trisha Stuart, directora de relaciones comunitarias en Mercy Care y socia de ambas organizaciones, expresó que un factor clave para reducir la tasa de obesidad es ayudar a los residentes que viven en áreas desérticas de alimentos y con inseguridad alimentaria.

Lea la historia completa en azcentral.com


 

Los programas de intervención que derivan a las personas que están en medio de una crisis de salud conductual a la atención médica en lugar de arrestarlos reciben reconocimiento internacional. 
.
PHOENIX, AZ (February 14, 2021) The voices in Arthur Jackson's head told him to take off his clothing, because it was evil. Entonces, eso fue lo que hizo. Luego, caminó desnudo hacia el medio de la calle concurrida para dirigir el tránsito. Él recuerda que varios oficiales de policía comenzaron a rodearlo. Un oficial los detuvo y, con calma, dijo: “Esperen, yo me ocupo”. 

Arthur estaba teniendo una crisis de salud mental. Ese oficial de policía de Phoenix sabía cómo reducir la intensidad de estos tipos de situaciones porque había recibido la capacitación del equipo de servicios de intervención en caso de crisis (CIT). No arrestó a Arthur ese día. En cambio, lo convenció para que saliera de la calle y lo llevó a un hospital psiquiátrico para que lo trataran.  

“El CIT me salvó la vida”, dijo Arthur, que ahora comparte su historia para educar a otros oficiales que se encargan de hacer cumplir la ley.  

En 2020, hubo 27,437 incidentes en los que personas con problemas de salud mental o trastornos por abuso de sustancias en el condado de Maricopa también evitaron el sistema de justicia penal y recibieron tratamiento.  

Este enfoque es parte del programa del CIT, que tiene como objetivo ayudar a las personas que tienen contacto con la policía a encaminarse hacia recibir la atención médica adecuada. Gracias al aumento de las capacitaciones del CIT de aproximadamente 300 oficiales por año de 30 agencias locales encargadas de hacer cumplir la ley, del condado, estatales, federales y tribales, a través de la capacitación de uno de los programas del CIT, en el condado de Maricopa y sus alrededores, el número de personas derivadas para tratamiento ha aumentado constantemente año tras año. En 2019, la policía redirigió 23,447 a individuos al sistema de salud conductual para que reciban servicios y apoyos, superando las 22,541 personas en 2018.  

Estos resultados positivos ahora están captando la atención internacional.    

CIT de Central Valley, un programa regional que incluye a los departamentos de policía de Phoenix y Tempe y a Mercy Care, recibió el nivel de certificación Gold por parte de CIT International por su “sólido sistema de atención de crisis y programa de capacitación integral” y su colaboración con los proveedores de salud conductual.  

Mercy Care maneja los servicios de crisis del condado de Maricopa, en el residen 4 millones de personas. Mercy Care está participa activamente en la planificación, instrucción, implementación y financiación de la capacitación del CIT de Central Valley, así como en la colaboración comunitaria con las fuerzas policiales.  

El programa del equipo de servicios de intervención en caso de crisis es una asociación comunitaria conformada por profesionales de cumplimiento de la ley, de salud mental y de adicciones, como también individuos que viven con una enfermedad mental o un trastorno de adicción, sus familias y otros defensores.  

CIT International indicó en su informe: “Es raro encontrar un sistema de respuesta a crisis que incluya tantos servicios, disponibles las 24 horas del día, los 7 días de la semana, que el sistema de salud mental claramente financie y priorice. Lograr que este sistema coordine con las fuerzas policiales para reducir la participación en el sistema judicial es uno de los objetivos clave de los programas del CIT”. 

“Los miembros de nuestra comunidad y los primeros intervinientes están de acuerdo con que los problemas relacionados con la salud mental están aumentando y representan un desafío significativo. La capacitación especializada es una parte importante a la hora de tratar estas situaciones de forma eficaz”, expresó la alcaldesa de Phoenix, Kate Gallego. “Estoy orgullosa de este reconocimiento para los oficiales de la unidad del CIT en Phoenix”. 

Tenasha Hildebrand, administradora de Crisis y servicios para veteranos y facilitadora de la capacitación del CIT en Mercy Care, expresó: “Nadie planifica tener una crisis. Pero muchas veces, las personas se dan cuenta de que ellas mismas o sus seres queridos sienten angustia y acuden a las fuerzas policiales en busca de ayuda. Hemos capacitado a cientos de oficiales en el condado de Maricopa en el CIT y seguiremos haciéndolo, ya que los datos demuestran que está funcionando”. 

La capacitación del CIT promueve la seguridad de las personas en crisis y de los oficiales u otros primeros intervinientes. El programa actual existe desde 2001.  

“La combinación de capacitación, colaboración y servicios significativos ha transformado la manera en la que nuestra comunidad y nuestro departamento de policía ayudan a los individuos en momentos de crisis, al igual que a aquellos con necesidades de salud conductual”, expresó el Sgto. de policía de Tempe, Robert Ferraro. “Estamos orgullosos de nuestra certificación Gold, que reconoce casi dos décadas de arduo trabajo”. 

La colaboración de Arizona Central es el primer programa regional certificado por CIT International y recibió el nivel de certificación Gold en reconocimiento de la fortaleza del programa. 

“Nos asociamos con la Autoridad Regional de Salud Conductual (RBHA) para trabajar con partes interesadas de la comunidad como parte de un programa del CIT desde 2001. Mercy Care ha sido uno de nuestros compañeros más importantes en la RBHA desde 2014”, expresó la Sgta. de policía de Phoenix, Mercedes Fortune. “Juntos, Mercy Care y los departamentos de policía de Tempe y Phoenix, estamos orgullosos del trabajo en el que continuamente mejoramos, con el fin de ofrecer el mejor servicio posible para nuestra comunidad”. 

Información de contacto:
Monica Alonzo, Mercy Care 
602-370-4275  
alonzom@mercycareaz.org 

Steven Carbajal, departamento de policía de Tempe 
steven_carbajal@tempe.gov 

Sgta. Mercedes Fortune, departamento de policía de Phoenix 
Mercedes.Fortune@phoenix.gov 


 

28 de julio de 2020

Equidad en la salud e intervención comunitaria de Mercy Care

En Mercy Care, estamos comprometidos a ayudar a nuestros miembros a vivir una vida más saludable y alcanzar su máximo potencial. Nuestro trabajo se ha centrado en abordar los determinantes sociales de la salud con un enfoque integral para mejorar los resultados en las áreas de vivienda, servicios escolares, salud de la mujer y adicciones.

Con este trabajo como base, también reconocemos que las disparidades en la salud siguen siendo generalizadas entre las personas de color. Estamos construyendo una estrategia que nos permitirá enfrentar estas disparidades a través de la equidad en la salud y la intervención comunitaria.

A través de este trabajo, desarrollaremos, implementaremos y dirigiremos nuestras iniciativas para generar equidad dentro de Mercy Care y las comunidades a las que servimos mediante la abolición del racismo sistémico, incluidos los prejuicios inherentes e inconscientes, que contribuyen a las disparidades en la salud. Estos incluyen determinantes sociales de la salud que afectan la salud y el bienestar de nuestros colegas, miembros, proveedores y comunidades.

El anuncio de nuestro compromiso no es la conclusión de un proceso, sino un esfuerzo dedicado y continuo que estará integrado en nuestra cultura. Junto con nuestra comunidad, ayudaremos a nuestros miembros a vivir una vida más saludable y alcanzar su máximo potencial.

7 de octubre de 2019

Expectativas positivas para los esfuerzos del personal de asistencia médica directa de Arizona

Veinticuatro estados han implementado los programas de servicios y asistencia administrados a largo plazo (Managed Long-Term Services and Supports, MLTSS) para promover calidad y coordinación de la atención, así como también frenar el aumento del gasto de Medicaid. Sin embargo, para que estos estados tengan éxito, necesitarán una fuerza laboral estable y competente para llenar alrededor de 4.2 millones de plazas de empleo de atención directa (asistentes) en los próximos 6 años. Actualmente, estos estados enfrentan enormes desafíos en el reclutamiento de fuerza laboral y la retención de trabajadores de atención brindada por un asistente.

Situación actual

La fuerza laboral de atención brindada por un asistente se ha más que duplicado en la década anterior. Sin embargo, a pesar del progreso, la estabilidad económica entre los trabajadores sigue siendo deficiente.

  • El volumen de ventas en agencias privadas sigue siendo de más del 80 por ciento1
  • 2 de cada 5 personas trabajan a tiempo parcial
  • El ingreso promedio anual es de $16,200
  • 1 de cada 5 personas viven en la pobreza
  • Más de la mitad dependen de alguna forma de asistencia pública

Situación futura

En los próximos seis años, la fuerza laboral de atención brindada por un asistente se posicionará entre las cinco principales ocupaciones de los EE. UU. y crecerá más que cualquier otra ocupación.

Sin embargo, según el Instituto para el futuro de los servicios para los adultos mayores:

“…la calidad de la atención a largo plazo, los resultados funcionales y clínicos y la calidad de vida de los beneficiarios, está considerablemente condicionada por los atributos que estos trabajadores aportan a sus empleos de cuidado, la educación y la capacitación que reciben y la calidad de sus empleos. Las actitudes, los valores, las habilidades y el conocimiento de estos trabajadores, cómo se los remunera y compensa y la manera en la que sus empleos están organizados y administrados, tienen una función para desempeñar en determinar la calidad de atención a largo plazo. En todas las iniciativas nuevas y en curso de mejora y control de calidad de la atención a largo plazo, se deben integrar actividades para el desarrollo de la fuerza laboral diseñadas para aumentar la capacidad de estas personas para participar de manera efectiva en entornos de atención a largo plazo

Esfuerzos locales en Arizona

Mercy Care, plan de salud de Medicaid de Aetna que proporciona servicios en el estado de Arizona, actualmente explora cómo pueden ofrecer oportunidades para colaborar con líderes de atención brindada por un asistente para fortalecer la fuerza laboral de la atención brindada por un asistente y mejorar los resultados. Estas oportunidades incluyen programas de capacitación colaborativos, nuevos sistemas de recopilación de información e iniciativas de pago basadas en los pagos, entre otras.

Según Sarah Hauck, administradora de Desarrollo de la fuerza laboral para Mercy Care, “Mercy Care implementará siete iniciativas piloto de Capacitación y desarrollo de la fuerza laboral que respaldará la creación de entre 6,000 y 10,000 nuevos puestos de trabajo como asistente en el campo de atención a largo plazo y mejorará el reclutamiento, la retención y la capacitación de los proveedores contratados en su red”.

Para prepararse para la implementación de estas pruebas piloto, Mercy Care seleccionó a Practical Training Solutions y United Way of Tucson and Southern Arizona para identificar a las personas en la comunidad que quieren ser trabajadores de atención directa, capacitarlos para adquirir la certificación y luego conectarlos con agencias de atención brindada por un asistente en los contratos con Mercy Care de la comunidad.

Mercy Care también presentó una Solicitud de información ante las agencias de atención brindada por un asistente para que se desempeñen como proveedores contratados que emplearán a la cartera de trabajadores de atención directa identificados por las dos organizaciones anteriores. De las 15 agencias de proveedores que presentaron propuestas, Mercy Care seleccionó a cinco para la adjudicación de contrato a partir de enero de 2020. Las agencias seleccionadas demostraron enfoques altamente innovadores y creativos para el reclutamiento, la retención y la capacitación, con un alto interés de fondos asignados directamente a iniciativas para empleados.

Lo que nos espera

Mercy Care recopilará, supervisará y analizará los resultados de estas iniciativas con la esperanza de que estas pruebas piloto ayuden a impulsar futuros proyectos en todo el estado.

 

 

 

10 de enero de 2018

Asociación y promesa: Mejorar la salud de una comunidad

Trabajos integrados de atención médica. Apoyar a las personas con designaciones de enfermedades mentales graves para abordar los determinantes sociales de la salud — vivienda estable, empleo, seguridad alimentaria— tiene un impacto positivo en su camino hacia la recuperación. Vea cómo Mercy Care hace esto todos los días con los resultados de la investigación realizada por NORC en la Universidad de Chicago.

Tres estudios de investigación de programas y servicios ofrecidos por Mercy Care (anteriormente Mercy Maricopa Integrated Care), un plan de atención administrada de Medicaid, para abordar determinantes sociales de salud encontrados en algunos componentes de los programas pueden reducir el costo y mejorar la calidad de la atención para las personas con enfermedades mentales graves en el condado de Maricopa, Arizona.

Mercy Care es una organización 501(c)(3) sin fines de lucro. Mercy Care es patrocinado por Dignity Health, Ascension Care Management.

Los estudios fueron realizados por la institución de investigación independiente, NORC en la Universidad de Chicago

Los estudios de NORC analizaron la experiencia de los miembros inscritos en viviendas de apoyo, empleo con apoyo y servicios de tratamiento comunitario probado, así como el efecto del programa aplicable sobre el costo y la calidad de la atención y la utilización de servicios por parte de adultos con enfermedades mentales graves. Los servicios en el condado de Maricopa se combinan en ubicaciones únicas de proveedores comunitarios para garantizar que los miembros tengan acceso a servicios de apoyo, así como a la atención de la salud física y conductual.

Los hallazgos de la investigación sugieren que trasladar los servicios de estadías hospitalarias y residenciales más intensivas a atención médica para pacientes ambulatorios y de salud conductual rutinaria centrada en enfermedades crónicas puede afectar el costo y la calidad de la atención.

“Trabajando en colaboración con proveedores, partes interesadas locales, la ciudad de Phoenix, Valley of the Sun United Way y el estado de Arizona, hemos demostrado que la atención completamente integrada que aborda los factores sociales es la forma correcta de satisfacer las necesidades de los miembros de Medicaid con afeccionas complejas”, expresó Mark Fisher, director ejecutivo de Mercy Care.

Abordar los determinantes sociales de la salud conduce a resultados de salud positivos

La investigación encontró que los miembros inscritos en la intervención de vivienda de apoyo experimentaron disminuciones en el costo total de la atención del 24 por ciento después de inscribirse en el programa, mientras que los miembros de la intervención de tratamiento comunitario probado experimentaron reducciones significativas en ciertos costos, incluida una disminución relativa del 6 por ciento de los costos de los miembros por trimestre en los servicios profesionales de salud conductual, una disminución relativa del 11 por ciento en los costos de los centros de salud y una reducción del 8 por ciento en las visitas al departamento de emergencias. [1] Los miembros inscritos en el programa de vivienda del sitio disperso tuvieron un costo promedio de atención médica de aproximadamente $20,000 por miembro por trimestre en, al menos, un trimestre antes de comenzar con el programa de vivienda de apoyo. [2] Después de inscribirse en el programa de vivienda de apoyo, los miembros experimentaron una reducción de $4,623 por miembro por trimestre en el costo total de la atención. Estos miembros también tuvieron menos hospitalizaciones psiquiátricas que antes de inscribirse en el programa. Mientras que el empleo con apoyo generó un aumento en los costos totales para los miembros inscritos, probablemente debido al costo de los servicios de empleo con apoyo y aumentos en otros servicios, los miembros que recibieron servicios de empleo con apoyo experimentaron diversos grados en la reducción de hospitalizaciones médicas y psiquiátricas, incluida una disminución del 35 por ciento en hospitalizaciones médicas para pacientes hospitalizados.[2]

Vea una infografía que muestra los resultados convincentes del estudio.

Apoyo continuo para una mejor salud comunitaria

Mercy Care y sus socios mostraron un compromiso para priorizar las necesidades de los miembros y una dedicación para trabajar con las partes interesadas de la comunidad para asegurar que esas necesidades se identificaran y abordaran. Los hallazgos cualitativos de esta investigación sugieren que el aumento en el apoyo social condujo a un mayor enfoque por parte de los miembros para obtener y usar regularmente las fuentes de atención, lo que disminuyó la necesidad de utilizar servicios de emergencia o para pacientes internados. La atención integrada simplifica el proceso de acceso a la atención para los miembros con enfermedades mentales graves. Tener servicios dentro de las clínicas, por ejemplo, permite a los equipos clínicos enviar una derivación directa a un proveedor de empleo con apoyo, lo que les permite a los miembros acceder a estos servicios de inmediato y reducir la interrupción que se produce cuando los miembros necesitan buscar atención en otro lugar. La educación continua entre los médicos y el personal también es importante para garantizar que estén familiarizados con los cambios, las adiciones o los nuevos programas para ayudarlos a brindar una mejor atención a los miembros. Mercy Care creó kits de herramientas educativas, conocidos como Placemats o árboles de decisión, para informar a su personal sobre el proceso de derivación. De esta manera, los miembros reciben apoyo y recursos que los ayudan a mantenerse sanos. [1] Estas reducciones fueron por miembro por trimestre y representan la diferencia aproximada en el costo total antes y después de la recepción de servicios de vivienda de apoyo, y no son necesariamente atribuibles directamente a los programas propiamente dichos. Cada evaluación también incluyó un análisis que compara aquellos que participan en el programa con un grupo emparejado que no participa en el programa. Para la vivienda, este análisis encontró que hubo una reducción en el costo total de la atención de $5,002 por miembro por trimestre en relación con un grupo de comparación.

[2] Estas reducciones fueron por cada 1,000 miembros por trimestre y representan la diferencia en el costo total del costo antes y después de la recepción de los servicios, y no pueden atribuirse directamente a los programas propiamente dichos. Cada evaluación también incluyó un análisis que compara aquellos que participan en el programa con un grupo emparejado que no participa en el programa. Los miembros del programa de tratamiento comunitario probado promediaron 187 visitas menos al departamento de emergencias para pacientes ambulatorios por cada 1,000 miembros por trimestre en comparación con aquellos que no recibieron los servicios, lo que representó una disminución significativa en la utilización.